1932, cicatriz de la memoria salvadoreña

Todos los años celebramos el 15 de septiembre nuestra independencia, ¿Independencia de que o quienes?, hechos como la insurrección del campesinado salvadoreño en 1932 son una muestra de que nuestros pueblos nunca fueron independientes y quizás hoy tampoco lo seamos, que la libertad que tanto se proclama en cada año del yugo español es una farsa porque nuestra gente, nuestros indígenas luego de proclamarse la independencia siguieron siendo esclavos, esclavos de los criollos, a los que llamamos con orgullo próceres de la patria, los que lucharon por independizarse de la corona española pero que logrado ésto se convirtieron en terratenientes de todas las tierras y siguieron explotando al indígena y que con el correr de los años se convirtió en un sistema político militar o dictadura militar que hizo crecer enormemente la desigualdad y por lo cual se desato la guerra civil de la decada del 80 posterior a la insurrección de 1932.

Levantamiento campesino en El Salvador de 1932

Machetes, armas utilizadas por los campesinos en 1932

El levantamiento campesino de 1932 en El Salvador fue una mezcla entre protesta e insurrección que acabó en etnocidio. Tras la llegada de los españoles a territorio salvadoreño, la situación económica y social de los nativos se caracterizó por la constante decadencia de las condiciones de vida, la cual se incrementó en los años próximos a la independencia. Tras la independencia de El Salvador, los gobiernos fueron propiciando la creación de un sistema desigual, el cual dejaba alejadas del progreso a las poblaciones nativas de los territorios del Señorío de Cuzcatlán. El Salvador, sumido en una profunda crisis económica por la caída de los precios del café y la crisis de 1929, se enfrentó a una oleada de protestas y rebeliones contra el sistema desigual de tenencia de tierras, que se agudizaron con las reformas presidenciales que despojaban a los campesinos de sus tierras ejidales para darlas a los grandes terratenientes. Los campesinos e indígenas se levantaron contra el gobierno y atacaron instalaciones militares en el occidente del país, coincidiendo con una rebelión organizada por el Partido Comunista Salvadoreño (PCS) tras perder las elecciones que posteriormente acusaron de fraudulentas.

JPEG - 18.3 KB JPEG - 20.5 KB

El Salvador / 1932 – El líder indígena y comunista Feliciano Amo del municipio Izalco antes y despues de ser ahorcado por el Ejército.

La comunidad indígena siempre se caracterizó por tener tierras comunales, tierras ejidales y en 1881–85 aproximadamente, cuando era presidente el señor Rafael Zaldívar comenzó con reformas a la Constitución, en la cual se comenzaron a quitar las propiedades comunales y ejidales a la comunidad indígena para dárselas a personas para que pudieran cultivar el café. Entonces, estas tierras fueron quedando en manos de muy pocas personas. Después de ser tierras compartidas por la comunidad, quedaron en manos de una sola persona.

Para algunos, el levantamiento campesino constituye el primer alzamiento marxista-leninista latinoamericano, el cual sería seguido por los partidos socialistas de toda la región. Se le califica de “hito” y se le pone como ejemplo en diversas actividades académicas de organizaciones de izquierda.

Fuentes: www.prensarural.org , es.wikipedia.org

Anuncios

Acerca de tihuilo

Estudiante de Ing. en Sistemas y Computación
Esta entrada fue publicada en Historia, Historia de El Salvador, Politica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s