Bandera Nacional de El Salvador

La Bandera Nacional se compone de dos franjas horizontales, color azul, e interpuesta entre ellas otra franja blanca, en un paralelogramo de tela que oficialmente mide 3.35 metros de largo por 1.89 de ancho. Las franjas tienen un ancho de 0.63.
Adoptada por Decreto del Poder Legislativo el 17 de mayo de 1912, es la misma de la Federación Centroamericana, decretada por la Asamblea Nacional Constituyente, el 21 de agosto de 1823. Fue juramentada en el Campo Marte el 15 de septiembre del mismo año de 1912, al ser izada personalmente por el entonces Presidente de la República, Dr. Manuel Enrique Araujo.

ORACION A LA BANDERA
El Ministerio de Educación (antes de Instrucción Pública), ha adoptado oficialmente la “Oración a la Bandera”, del Dr. David J. Guzmán, cuyo texto es el siguiente:

“DIOS te salve, Patria Sagrada,
en tu seno hemos nacido y amado;
eres el aire que respiramos,
la tierra que nos sustenta,
la familia que amamos,
la libertad que nos defiende,
la religión que nos consuela.

Tú tienes nuestros hogares queridos,
fértiles campiñas,
ríos majestuosos,
soberbios volcanes,
apacibles lagos,
cielos de púrpura y oro.

En tus campos ondulan doradas espigas,
en tus talleres vibran los motores,
chisporrotean los yunques,
surgen las bellezas del arte.

Patria,
en tu lengua armoniosa
pedimos a la providencia que te ampare,
que abra nuestra alma al resplandor del cielo,
grabe en ella dulce afecto al Maestro y a la Escuela
y nos infunda tu santo amor.

Patria,
tu historia,
blasón de héroes y mártires,
reseña virtudes y anhelos;
tú reverencias el Acta que consagró la soberanía nacional
y marcas la senda florida
en que la Justicia y la Libertad nos llevan hacia Dios.

Bandera de la Patria,
símbolo sagrado de El Salvador,
te saludan reverentes las nuevas generaciones!

Para ti
el sol vivificante de nuestras glorias,
los himnos del patriotismo,
los laureles de los héroes.

Para ti
el respeto de los pueblos
y la corona de amor
que hoy ceñimos a tus inmortales sienes”.

El culto a la Bandera Nacional adquiere los caracteres de una suprema devoción. Ella concreta y expresa simbólicamente todas las luchas libertarias de nuestro pueblo. Bajo sus pliegues se han cobijado los ideales de paz, trabajo y progreso de la nacionalidad salvadoreña; y respetándola, amándola y aprendiendo a defenderla, se podrá conducir a la Patria hacia la realización de su gran misión histórica.

Fuente: http://www.botschaft-elsalvador.de/

Anuncios

Acerca de tihuilo

Estudiante de Ing. en Sistemas y Computación
Esta entrada fue publicada en Historia de El Salvador. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s